Tras un siglo, avanza la derogación de la ley que prohíbe a las mujeres realizar trabajos considerados masculinos

La Cámara baja aprobó y envió al Senado la derogación de la Ley 11.317 con 153 votos afirmativos. La ley, sancionada en 1924, establecía la prohibición de que las mujeres y personas menores de 18 años realizaran tareas consideradas peligrosas o insalubres, las cuales eran reservadas para hombres.

Esta medida ha sido celebrada por las trabajadoras de industrias como la minera, fluvial y portuaria, quienes consideran que es un primer paso hacia una mayor igualdad de derechos laborales. Actividades como la carga y descarga de navíos, trabajos subterráneos, maquinistas, entre otros, eran vedadas para las mujeres. También se excluía a las mujeres de tareas relacionadas con el transporte de materias incandescentes y la venta de bebidas alcohólicas.

Lucía De Pasquale, presidenta de la Asociación de Mujeres en la Actividad Marítima, Fluvial y Lacustre (Amamfyl), destacó la derogación de esta normativa antigua que aún se utilizaba como excusa para discriminar a las mujeres en el ámbito laboral. Sin embargo, señaló que es necesario tomar acciones adicionales para reparar el daño causado y promover la igualdad de género en todas las actividades.

La secretaria general de la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles y Puertos (Apdfa), Beatriz Argüello, resaltó que la derogación de la ley beneficiará a las trabajadoras portuarias, eliminando brechas salariales y brindándoles igualdad de oportunidades. Aunque aún queda camino por recorrer, esta medida permitirá que los gremios exijan la presencia de más mujeres en tareas históricamente dominadas por hombres.

La diputada Vanesa Siley del Frente de Todos (FdT) afirmó que esta derogación cuestiona los estereotipos de género y las discriminaciones en el ámbito laboral. Aunque algunas ramas ya han incorporado mujeres en roles masculinizados, todavía persisten obstáculos en sectores como la minería y la industria marítima y portuaria.

La derogación de la ley fue celebrada por representantes de sindicatos y federaciones relacionadas con la industria marítima y portuaria, quienes reconocen la importancia de ampliar los derechos laborales para las mujeres. Sin embargo, se reconoce que aún queda un largo camino por recorrer para lograr una verdadera igualdad de género en el ámbito económico en Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *