River se consagra campeón con un triunfo 3-1 sobre Estudiantes

En un emocionante partido en el Estadio Monumental, River Plate salió victorioso con un triunfo por 3-1 sobre Estudiantes de La Plata, asegurando el título de campeón en la 25ª jornada de la Liga Profesional. Bajo la dirección del entrenador Martín Demichelis, el Millonario consiguió el título luego de un torneo impecable, a pesar de las preocupaciones iniciales tras la salida de Marcelo Gallardo.

Desde el principio, el partido se desarrolló favorablemente para River Plate. En el minuto inicial, Leandro González Pirez mostró su habilidad con una jugada notable, brindando una asistencia exquisita a Lucas Beltrán, quien con confianza disparó el balón hacia el rincón derecho, dejando sin oportunidad a Daniel Sappa. Impulsado por esta ventaja temprana, el equipo local estuvo a la altura de la atmósfera festiva que había envuelto las gradas incluso antes del pitido inicial, frustrando eficazmente cualquier intento de reacción por parte de un Estudiantes desconcertado.

River Plate amplió su ventaja en el minuto 18 cuando Nicolás De la Cruz aprovechó un despeje defensivo, colocando magistralmente su disparo en el rincón inferior derecho, eludiendo una vez más el alcance de Sappa. Más tarde, el propio arquero de Estudiantes derribó a Nacho Fernández durante un despeje, lo que resultó en un penal otorgado por Andrés Merlos. Esequiel Barco se hizo cargo del lanzamiento y lo convirtió con confianza en gol, reafirmando aún más el dominio de River Plate.

El primer momento polémico para Estudiantes ocurrió justo antes del descanso cuando Paulo Díaz intentó bloquear el disparo de Benjamin Rollheiser con una entrada, involuntariamente haciendo contacto con el balón con la mano. Sin embargo, después de la revisión del VAR, el árbitro descartó cualquier reclamo de mano.

La segunda mitad presenció varios momentos esperados, ya que los cambios de Demichelis permitieron a los fanáticos reconocer a los jugadores clave del equipo. En el minuto 21, una distracción en el mediocampo del equipo local permitió a Estudiantes descontar, con una buena combinación entre Mauro Méndez y Leonardo Godoy, que culminó con un remate del uruguayo ante la salida de Franco Armani.

Agustín Palavecino estuvo cerca de ampliar la ventaja de River Plate con un tiro libre que se desvió por poco. Sin embargo, a medida que avanzaban los minutos, el enfoque se desplazó hacia las celebraciones jubilosas y las coloridas exhibiciones de los fanáticos, ejemplificadas por una gran bandera con el mensaje «Gracias por esta alegría». El River Plate de Demichelis ha dejado su huella y sueña con sentar las bases de otra era inolvidable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *