Argentina elimina el requisito de fe de vida para jubilados y pensionados

A partir de hoy, los bancos en Argentina ya no requerirán la fe de vida a jubilados y pensionados, gracias a la entrada en vigencia de la Ley 27.721. Esta medida beneficia a cerca de cuatro millones de personas registradas en el SIPA y a los beneficiarios de pensiones no contributivas bajo la administración de la Anses.

Hasta ahora, alrededor de 7,3 millones de jubilados y pensionados del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) y beneficiarios de pensiones no contributivas estaban obligados a realizar periódicamente el trámite de supervivencia o fe de vida para poder cobrar sus haberes y otros beneficios previsionales. Sin embargo, con la nueva ley, se igualan las condiciones para todos los beneficiarios, ya que aproximadamente 3,2 millones ya estaban eximidos del trámite debido a decisiones previas de los bancos donde reciben sus pagos.

El Banco Provincia fue el primero en eliminar este requisito en septiembre de 2019, y ahora, con la entrada en vigor de la Ley 27.721, los demás bancos del país también dejan de exigir la fe de vida a los jubilados y pensionados.

Esta medida resulta de gran relevancia, especialmente considerando que la fe de vida había sido suspendida temporalmente durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) cuando la pandemia de coronavirus llegó a Argentina en marzo de 2020. No obstante, a partir del 17 de febrero de 2022, algunos bancos volvieron a requerir el trámite, con excepciones basadas en la edad o disponibilidad de información.

La Ley 27.721 fue publicada en el Boletín Oficial el 17 de julio y entra en vigor automáticamente ocho días después de su publicación oficial, es decir, este martes 25 de julio.

Los bancos que ya no pedirán la fe de vida incluyen al Banco Nación, Provincia, de Entre Ríos, de La Pampa, de San Juan, de Córdoba, de Santa Cruz y de Santa Fe, a los cuales se han sumado en los últimos meses el Piano, Supervielle y Santander. Con esta medida, se agiliza y facilita el proceso para los jubilados y pensionados, asegurando que puedan seguir recibiendo sus haberes y beneficios previsionales sin inconvenientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *