Alberto Fernández declaró contra el negacionismo ambiental

En el marco de la inauguración del XXVII Congreso Nacional del Agua, el Presidente Alberto Fernández emitió un mensaje dirigido a los negacionistas, equiparando su negación del cambio climático con la negación del terrorismo de Estado.

Durante su intervención en el evento, el presidente destacó que el negacionismo respecto al cambio climático y al terrorismo de Estado están vinculados, y subrayó que este fenómeno no es un asunto de creencias, sino de evidencia científica.

«Los que niegan el cambio climático son los mismos que niegan la existencia del terrorismo de Estado. Esto reviste una gravedad significativa. El cambio climático no es una cuestión de fe, sino una realidad respaldada por la ciencia. Está ampliamente demostrado cómo la emisión de energías fósiles ha contribuido al calentamiento global, generando sequías devastadoras, deshielos en los polos y glaciares, además de la elevación del nivel del mar y la disminución de los cauces fluviales», declaró el mandatario.

En su discurso, Fernández hizo hincapié en la importancia del agua como recurso esencial para el desarrollo humano. Enfatizó la necesidad de abordar con seriedad la gestión y conservación del agua, considerando la actual escasez que enfrenta la humanidad.

«Resulta sorprendente que en este momento debamos hablar de un tema tan fundamental como el agua: cómo la utilizamos, cómo la protegemos. La realidad es que nos encontramos en un contexto en el cual el agua es un bien escaso para las personas. El suministro de agua no es abundante en el mundo», explicó el Presidente.

En otro aspecto de su discurso, Fernández resaltó el hecho de que América alberga una parte significativa del suministro de agua global. «Este continente posee el privilegio de contar con el 35% del agua apta para el consumo humano en el mundo. Sin embargo, este recurso debe ser manejado con responsabilidad y previsión, especialmente en vista de las incertidumbres que el cambio climático puede generar», aseveró.

El Presidente subrayó la impredecibilidad del cambio climático y su capacidad para alterar repentinamente las condiciones económicas de una nación. Utilizó ejemplos recientes, como el impacto de La Niña en el suministro de agua y sus consecuencias en la producción agrícola. También recordó cómo la histórica bajante del Río Paraná afectó a la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *