Investigadora del Conicet lidera la sociedad global de zooarqueología

Mariana Mondini, investigadora del Conicet, se convierte en la primera latinoamericana en liderar el Consejo Internacional de Zooarqueología (ICAZ), una sociedad global que reúne a aproximadamente 700 miembros de alrededor de 70 países y que cuenta con una trayectoria de medio siglo. Su elección representa un hito significativo en la disciplina. Mondini propone impulsar la «descolonización» de la zooarqueología y promover investigaciones relacionadas con el cambio climático.

Mondini, doctora en Arqueología y miembro del Instituto de Antropología de Córdoba, adscrito a la Universidad Nacional de Córdoba y el Conicet (IDACOR, CONICET-UNC), ha asumido la presidencia del ICAZ con el apoyo de la comunidad científica internacional. Su liderazgo marca un cambio importante en la dirección de la sociedad académica, ya que es la primera mujer latinoamericana en ocupar este cargo, con Hitomi Hongo, científica de The Graduate University for Advanced Studies, como vicepresidenta.

La zooarqueología se enfoca en analizar los restos animales en contextos arqueológicos para comprender su relación con las civilizaciones pasadas. Esto incluye aspectos como el consumo de alimentos, la utilización de productos animales para la fabricación de herramientas y la domesticación de animales para diversas finalidades, como mascotas o fuerza de trabajo. También se busca interpretar los significados simbólico-religiosos atribuidos a diferentes especies. En última instancia, la zooarqueología aporta información valiosa sobre las sociedades humanas a través de los restos faunísticos encontrados.

El ICAZ es una organización sin fines de lucro dedicada a promover la investigación zooarqueológica con altos estándares científicos y fomentar la comunicación entre investigadores y estudiantes de todo el mundo.

Mondini expresó su compromiso con la expansión de la inclusión y diversidad en la membresía del ICAZ, así como con la internacionalización de la institución y la colaboración con comunidades locales. Además, señaló la importancia de abordar los desafíos actuales relacionados con el cambio climático, que van desde la pérdida de vínculos tradicionales entre humanos y animales hasta la destrucción de hábitats y registros arqueológicos. La investigadora, con una formación académica, también es profesora en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *