Tensión en el Mercosur. Argentina embarga barcaza paraguaya por no pagar peaje

En un episodio que ha avivado las tensiones en la sociedad regional, Argentina ha ordenado la interdicción de una barcaza paraguaya cargada de combustible que se negó a pagar el peaje en la Hidrovía Paraná-Paraguay. La decisión ha llevado a Paraguay a plantear el tema en la comunidad regional del Mercosur, argumentando que Argentina está violando los tratados de libre navegabilidad en el río Paraná.

La embarcación fue embargada el pasado sábado en el kilómetro 171 de la Vía Troncal Navegable del Paraná, justo cuando finalizaba su carga en el puerto de Zárate. La medida ha desencadenado una serie de presentaciones legales por parte de la empresa propietaria y del gobierno paraguayo en el Mercosur, alegando que el embargo es unilateral e ilegal según los acuerdos de la región.

La Administración General de Puertos (AGP) argentina reclama un total de 1.477,35 dólares a la barcaza por el peaje impago, al cual el Juzgado Civil y Comercial Federal 5 ha añadido un 50% adicional para cubrir intereses y costos judiciales. Esta es la tercera vez que Argentina embarga un buque por falta de pago del peaje. En los casos anteriores, las empresas responsables de las embarcaciones pagaron sus deudas sin reservas, resolviendo así los conflictos.

El primer incidente de exclusión de navegación ocurrió en junio en el puerto de San Lorenzo, donde se inmovilizaron dos remolques extranjeros, uno paraguayo y otro boliviano. Desde Paraguay, donde la necesidad de abastecimiento de combustible es urgente, han calificado la acción argentina como inconsulta y unilateral.

La naviera Mercurio Group SA, dueña de la barcaza embargada, ha emitido un comunicado en el que argumenta que el embargo es parte de un «reclamo de pago por una factura» de 27.031,71 dólares correspondiente al peaje en el tramo Santa Fe-Confluencia. Sin embargo, esta cifra es objeto de rechazo por los demás países signatarios del Tratado de la Hidrovía Paraguay-Paraná. La embarcación embargada forma parte de un convoy de 10 barcazas que transportaban 30 millones de litros de combustible de importación para la empresa Shell.

Mercurio Group ha advertido sobre las posibles consecuencias catastróficas de estas medidas, ya que podrían poner en riesgo el abastecimiento de un producto vital para la economía nacional, los combustibles. Por su parte, la AGP ha señalado que la empresa asegura estar en proceso de pago de la deuda y que, una vez acreditado el pago, se le permitirá volver a navegar.

En la última reunión del Comité Intergubernamental de la Hidrovía a finales de agosto, Brasil, Bolivia, y Uruguay se unieron a Paraguay en su rechazo al peaje impuesto por Argentina en el río Paraná y solicitaron su suspensión. Paraguay ha pedido una nueva convocatoria del organismo para la primera quincena de septiembre.

El 24 de agosto, el tema del peaje provocó un cruce de declaraciones entre funcionarios de Paraguay y Argentina después de la visita de los ministros argentinos de Economía y Transporte al presidente paraguayo.

Como respuesta a los recientes acontecimientos, el Gobierno de Paraguay ha anunciado su intención de buscar un arbitraje internacional en el ámbito del Mercosur para resolver la disputa con Argentina por el cobro de peajes en la Hidrovía. El presidente paraguayo, Santiago Peña, afirmó que esta medida cuenta con el respaldo de cuatro países, incluyendo a Bolivia, Uruguay, y Brasil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *