Afirman que la imagen de Santa Teresita lloró durante la peregrinación

En un emotivo momento durante la peregrinación de Santa Teresita por Concepción del Uruguay, la imagen de la santa patrona dejó a los devotos asombrados al derramar una lágrima de su ojo izquierdo. Este extraordinario suceso se ha convertido en un fenómeno que ha capturado la atención a nivel mundial.

Una vecina presente en el evento, Marta, compartió su experiencia al decir: «Fue impactante, vi cómo una lágrima descendía desde el ojo izquierdo de Santa Teresita hasta su mentón». El sacerdote Jorge Turrún reconfortó a los fieles al comentar: «No hay motivo para el temor. Estos son regalos que Dios nos brinda».

Este evento, sin embargo, no es el primero de su tipo. Hace algunos años, testigos afirmaron que la Virgen Milagrosa también derramó lágrimas de sangre.

Los seguidores y devotos de Santa Teresita consideran que estas lágrimas son un mensaje importante que debe ser interpretado. «Nos conmueve profundamente ver que Nuestra Madre nos brinda su consuelo, no solo a los argentinos sino al mundo entero», destacó un fiel.

El padre Otto Kalengerg explicó que este fenómeno se percibe como una manifestación divina en medio de su comunidad y que no existe una explicación precisa; es la fe lo que sustenta este acontecimiento. Este sorprendente suceso coincide con la proximidad de la novena de la fiesta patronal de la parroquia, que comenzará el próximo 1° de octubre.

Además, no es la primera vez que la Virgen ha conmovido a la comunidad de Concepción del Uruguay. En 1995, la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa en la Parroquia Santa Teresita también se volvió viral al derramar lágrimas, un acontecimiento que atrajo a cientos de personas, tanto creyentes como no creyentes, en busca de respuestas.

El Padre Pablo Kolomi, en ese momento, expresó: «No puedo emitir juicio sobre si esto tiene una explicación científica, pero puedo decir que no es la primera vez que ocurre algo así en el mundo ni en Argentina. Se ha comprobado que diferentes imágenes han derramado lágrimas que, al ser analizadas, resultaron ser lágrimas humanas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *