Negociaciones salariales para empleados de comercio

En un contexto económico desafiante y con las elecciones en el horizonte, las conversaciones sobre un aumento salarial para los empleados de comercio en Argentina han comenzado. El sindicato, consciente de la necesidad de proteger el poder adquisitivo de sus miembros, apunta a un aumento que no sea inferior al 50%.

El Gobierno otorgó un bono de 60,000 pesos y tomó medidas económicas que calmó la reapertura de las paritarias en ciertos sectores, como el de empleados de comercio. Sin embargo, el secretario General del sindicato, Armando Cavalieri, ha iniciado conversaciones con los empleadores para acordar un aumento salarial que abarque los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Es importante tener en cuenta que el último acuerdo salarial cubrió los meses de julio, agosto y septiembre, lo que significa que en octubre se debe cerrar un nuevo acuerdo. La incógnita reside en si será un aumento mensual, como en algunos otros gremios, o trimestral, que es la preferencia en este caso.

Como preámbulo a estas negociaciones, la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) cerró un acuerdo en la Rama Cerealera o de Acopiadores con varias organizaciones relacionadas al sector. Este acuerdo representa un aumento del 10.7% en la escala salarial, con incrementos adicionales en agosto y septiembre. Estos aumentos se reflejarán en los salarios a partir de octubre, y se volverán a evaluar para considerar el impacto inflacionario.

Fuentes sindicales han sugerido que este enfoque podría replicarse en el sector general como una compensación por las diferencias acumuladas debido a la inflación, con un posible aumento del 30% en el último trimestre del año. Esto se considera necesario debido a la pérdida estimada del poder adquisitivo de entre 15 y 18 puntos, en un contexto económico y electoral complicado, con una devaluación significativa del peso argentino después de las PASO.

Los sindicatos también han señalado la necesidad de ser pragmáticos en sus demandas para garantizar que no se agrave el deterioro del poder adquisitivo de los trabajadores. Aunque hablan de un aumento no menor al 50%, reconocen que alcanzar esa cifra podría ser un desafío en las circunstancias actuales.

En cuanto a la paritaria que abarca desde abril de 2023 hasta marzo de 2024, hasta la fecha ha habido aumentos del 19.5% (abril, mayo y junio) y del 27% (julio, agosto y septiembre), lo que suma un incremento del 46.5% en seis meses. Estos aumentos se han aplicado en su mayoría de manera escalonada, acompañados por sumas fijas no remunerativas para aliviar la presión financiera de los trabajadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *