El radicalismo entrerriano, dividido entre Frigerio y el oficialismo

Los radicales entrerrianos no se sienten representados por Frigerio y se plantean votar por el oficialismo o por una tercera opción.

De cara a las elecciones del próximo 22 de Octubre el radicalismo se encuentra al menos pensativo. Tanto a nivel nacional como provincial las opciones del Frente no convencen, tal así que en ambas órbitas se han visto grandes líderes de la UCR reunidos con referentes del oficialismo. En Entre Ríos esta pregunta camina por las calles y no encuentra una respuesta acertada… lo que pone en evidencia que Frigerio no es el candidato natural del radicalismo.

La cronología de acciones que han desterrado la ilusión del radicalismo con Frigerio viene desde su candidatura a Diputado. Ya entonces, desde la UCR provincial se habían emitido documentos dejando expresa manifestación que no lo acompañaban porque con lógica bien fundada el radicalismo propiciaba un hombre que conociera el entorno, que comprendiera a la sociedad entrerriana, que disfrutara sus movimientos sociales y sus espacios.

Su gestión al frente de Diputados pasó desapercibida para la provincia hasta que decidió dejar su banca y candidatearse a gobernador creando una interna con el único referente reconocido por el radicalismo: Pedro Galimberti. Tiempo después y dejando claro que el radicalismo no iba a tener chances en su lista, lo dejó fuera de la boleta nacional.

Hoy en la pública hablan de unidad y lo nombran como parte del equipo, pero nadie olvida dentro del radicalismo esta seguidilla. Pero además de las acciones producidas, hay algo que los militantes de la UCR no pueden terminar de aceptar y es la desvalorización de los principios fundantes, de las banderas con las que desde 1983 se ha sostenido la Democracia Constitucional Argentina.

Sin ir más lejos ayer se conocieron declaraciones de una Directora de Escuela en torno a un video viral y acciones que van en detrimento del funcionamiento de las instituciones y de la educación pública. Educación que el alfonsinismo y el radicalismo de base consideró desde siempre como un factor de incidencia para el sostenimiento de la democracia y herramienta fundamental para generación de consenso y legitimidad.

Esta es la letra chica que en algunos espacios está leyendo el radicalismo entrerriano de cara a pensar la provincia que se merecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *