Argentina pagará US$ 2.6 mil millones al FMI con fondos del swap de China

El Gobierno argentino se prepara para realizar una parte del pago de deuda la próxima semana, desembolsando al Fondo Monetario Internacional (FMI) una suma cercana a los US$ 2,600 millones correspondientes a los vencimientos programados para el mes de octubre. Este desembolso será posible gracias a los fondos obtenidos a través de un nuevo acuerdo de swap de monedas con China.

El Ministro de Economía y candidato presidencial por Unión por la Patria (UxP), Sergio Massa, anunció recientemente que «la semana que viene» Argentina procederá a «precancelar los vencimientos del FMI» con el objetivo de eliminar la incertidumbre en torno a este tema. Esta acción se produce tras la firma de un nuevo acuerdo de intercambio de monedas con China por un monto de US$ 6,500 millones, llevada a cabo por el presidente Alberto Fernández y su homólogo chino, Xi Jinping.

El cronograma de pagos al FMI incluye tres vencimientos para el mes de octubre: uno el 6 de octubre por US$ 1,280 millones, otro el 12 de octubre por US$ 640 millones, y un tercero por US$ 673 millones en el último día hábil de octubre. Estos pagos podrán ser realizados en conjunto a fin de mes, sin objeciones por parte del FMI, que ha respaldado previamente esta práctica.

Debido a las limitadas reservas disponibles, Argentina dependerá de los fondos provenientes del nuevo swap con China para cumplir con sus obligaciones hacia el FMI. Funcionarios técnicos del Gobierno han aclarado que estos fondos estarán disponibles para su uso en importaciones, pagos externos y para intervenir en el mercado cambiario.

Cabe destacar que en junio pasado, Argentina ya utilizó los yuanes provenientes de un intercambio de monedas con China para realizar un pago al FMI mientras se demoraba la aprobación de la quinta revisión del programa, que finalmente se aprobó junto con la sexta revisión a fines de agosto.

La próxima revisión con el Fondo está programada para noviembre, y se espera que comience formalmente una vez concluidas las elecciones generales. El FMI ha manifestado su interés en continuar trabajando con Argentina con un amplio consenso para garantizar la estabilidad y prosperidad del país.

En agosto, Argentina recibió un desembolso de US$ 7,500 millones del FMI, a pesar de no haber alcanzado los principales objetivos del programa debido a la sequía y desviaciones en las políticas. El Fondo indicó que se acordaron nuevas medidas para fortalecer las reservas y el orden fiscal en un contexto de alta inflación y presiones en la balanza de pagos.

A pesar de un escenario base de expectativas macroeconómicas que prevé una caída del PIB en 2023 debido a la sequía, el FMI anticipa una recuperación en las cuentas externas para fin de año. Esto se atribuye al fin de la sequía y la implementación del gasoducto presidente Néstor Kirchner, que permitiría a Argentina alcanzar la meta de acumular US$ 1,000 millones netos en 2023.

La renegociación del préstamo de US$ 45,000 millones otorgado por el FMI al Gobierno de Mauricio Macri en 2018 sigue vigente a través de un programa de facilidades extendidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *